De cientos de colinas de vino, en los álamos (aquí los llamamos palmas), aldeas y casas individuales, la iglesia por aquí y allá y las antiguas casas señoriales – mansiones, cuyos sótanos de edad son gran testimonio de la famosa tradición vinícola de los pueblos situados alrededor de Jeruzalem.

En el pasado, el vino que se producía aquí reinó sobre las mesas en abundancía en todo el territorio de la actual Europa. Se conoce que aquí ya los romanos encontraron la vid, pero los primeros que producían el vino en nuestra región en los siglos antes de Cristo, deberían haber sido los celtas. ¡Encontramos los registros que dicen que la posición de nuestras colinas se considera como una de las mejores entre los viñedos del mundo!

¡Šipon – C'est bon! decían los soldados durante las marchas napoleónicas a través de nuestros pueblos vinícolas. ¡Realmente es un vino excelente –  es especial y sólo nuestro Šipon! Lo acompañan numerosas otras variedades, tanto mundiales como domésticas, y pueblos como Kog, Gomila, Svetinje, Jeruzalem, Pavlovski vrh, Vinski vrh, Cerovec, Kajžar, Litmerk,  Podgorci , Velika Nedelja,  … les dan su nombre, terruño, como dicen. A estas variedades del vino las manos de cada vinicultor dejan huella y firma personal.

¡En nuestros pueblos crecen y maduran los vinos para todos los gustos!

 

ŠIPON – ¿¡QUIÉN NO TE HUBIERA QUERIDO?!

Cuando ofrecemos un buen Šipon, aquel excelente cosechado al final del otoño, desgarrado, casi cualquiera de los bebedores, calificados o no, asiente con la cabeza entusiasmado. ¡Excelente vino! ¿Por qué esto es así, a pesar de que la gente por primera vez en su vida degusta este vino cuyo nombre le parece bastante difícil de pronunciar?

Šipon se distingue por un aroma afrutado agradable (de piña madura), un toque de almendras, avellanas, también de hierba segada y heno, tal vez alguien recuerda incluso al olor del aceite de oliva y pescado flotando en él. Cuando en realidad la vid da poco fruto y el vinicultor considere cuidadosamente sus pasos, tiene un rico cuerpo completo y un ácido vigoroso pero moderado.

¡¿Qué haríamos sin leyenda?! Una de ella dice que los soldados de Napoleón le dieron el nombre šipon - en su marcha a través de los pueblos vinícolas, por aquí degustaron el vino y comentaron »C'est bon!«. La gente de Prlekija escuchó de su modo y asi se creó el nombre šipon. En Croacia se llama pušipel, en Tokaj es furmint y es la variedad representativa de sus famosos vinos.

Son significativas las palabras de Matija Vrtovc, que en su Vinoreja del año 1844, que fue uno de los primeros libros profesionales sobre el tema de la viticultura, la enología y en última instancia de la comercialización de los vinos en general, escribió acerca de šipon de la siguiente manera: »Es raro el mundo que le corresponde y hay escasos lugares suficientemente calientes para él. ¡Feliz es el lugar que es para él! De su vid se puede obtener la gota más noble de Estiria…«

Šipon es una de las variedades que maduran más tarde. Los racimos son bastante grandes, las bayas están ligeramente alargadas – más ovoide. La piel no es muy gruesa y tiende a romper. 

Šipon es el niño de largos y hermosos otoños, por lo que entonces los vinicultores producen realmente un excepcional šipon.

Según lo escrito por nuestros antepasados, al šipon le gusta el suelo arenoso en el que el agua escurre rápidamente, por lo que también los rendimientos por cepa deben ser modestos, si queremos una excelente calidad. Los registros antiguos dicen que šipon se debe recojer después de Santa Teresa (el 15 de octubre).

Si es un otoño hermoso, largo y seco, cuando las diferencias de temperatura entre el día y la de la noche son grandes, cuando la podredumbre noble ataca las uvas y si en este momento hay viento que comienza a secar a las bayas, no hay variedad que pueda cultivar similar selección de uva. La piel de šipon es simplemente perfecta para la desecación lenta, por lo que pueden formarse las así llamadas cibebas. El zumo de la baya se concentra y así obtenemos una calidad realmente excepcional.

Por estas características es šipon ideal para el cultivo de otras cualidades específicas – cosecha tardía, selecciones de bayas, etc., además es especialmente ideal para el vino de hielo. Šipon de excelentes cosechas también posee una excelente aptitud para el añejamiento, uno de los vinos más antiguos de Eslovenia es šipon del venerable año 1927 que lo guarda la Bodega Ptuj. Entre las selecciones de bayas venerables pero todavía muy vivas ya se clasifican las selecciones de bayas secas desde los años 70 del siglo pasado, que los guarda la bodega de archivo de Ormož.

¡Y un consejo a los bebedores – un buen šipon debe tener al menos un año, aún mejor dos o tres!